Esta reforma fue todo un reto. Partimos de un piso muy desactualizado y antiguo en el que realizamos una reforma integral. Nos encargamos de la gestión de la obra por completo (pintores, albañiles, carpinteros…) para que nuestro cliente no tuviera que preocuparse de nada.

El resultado: en menos de una semana, el piso se alquiló por más de lo esperado.